menu
Search for:
Panal
Abeja
Curva
Galería
Videos
Artículos
Whatsapp
Mail
Chat

Como proteger a mí cultivo en invierno. Manta térmica INVERNAVELO®

Manta anti-Heladas para proteger tu cultivo. INVERNAVELO®

En otoño e invierno la principal amenaza para tu cultivo son las bajas temperaturas, la malla INVERNAVELO® protegerás a tu cultivo de las devastadoras heladas, forma un velo agrícola que protege al cultivo en las bajas temperaturas. Debido al microclima que se forma entre la manta y el cultivo, conservando el calor como si fuse una manta.

El microclima que se forma entre la manta y el cultivo escapa lentamente, esta no deja que el calor se escape rápidamente y así cultivo no sufra a causa del descenso de la temperatura. La resistencia de la manta no impide que el agua y el viento circulen sin problemas, permite que se riegue sin necesidad de desmontarla.

La manta INVERNAVELO® protege del frio en el invierno, sobre todo para nuestro cultivo que es de clima cálido. Puede prevenir las pérdidas causadas por las cortas heladas, previene el contacto directo del roció nocturno que se congela debido a las bajas temperaturas. Con la manta anti-Heladas esta humedad se queda encima de la tela conservando el calor dentro del invernadero.

La manta INVERNAVELO® es una cubierta flotante que puede colocarse durante la temporada de invierno y retirarse cuando no sea necesaria.

Es ideal para la protección de sus cultivos, es una herramienta accesible y fácil de remover para que tu cultivo este bien protegido en este invierno.

También se puede utilizar en:

  • Forzar el crecimiento de hortalizas, logrando cubrir las platas durante fases críticas del desarrollo.
  • Como barrera anti-insectos, haciendo una barrera para los insectos, dejando pasar el aire, el agua de lluvia y el viento, Teniendo un flujo de aire y paso de humedad.
  • Como velo térmico, la tela antiheladas se instala en macrotunel , las colonias de insectos benéficos se pueden liberar abajo de la cubierta. De esta forma se acelera el proceso de polinización
  • Como control de daños por lluvias, protegiendo al cultivo de los efectos de una devastadora lluvia, dejando que fluya al agua por enzima que caí fuertemente, también como protección del viento, como si fuese una barrera rompevientos.