USA, FL +1 (904) 250-0943
  • Brazil Brazil: +55 (11) 3181-7860
  • Spain España: +34 (95) 093-0069
  • Guatemala Guatemala: (502) 2268 1204
  • Mexico Mexico: +52 (33) 1031-2220
  • Mexico Mexico: 01 800 PA MALLA
  • United States United States: +1 (904) 250-0943
  • United States United States: 1 877 CROP NET

Cómo sacarle el máximo provecho tus cultivos de piña usando malla sombra

Descubre algunos de los beneficios que trae usar malla sombra para el cultivo de la piña, así como la mejor manera para aprovechar esta

La piña es una fruta con muchos usos, que van desde el consumo (ya sea fresca, en conserva o como ingrediente en diversos postres y platos) hasta su utilización en producto industriales como mermeladas, jugos o saborizantes artificiales. Cuando se piensa en qué frutas y verduras cultivar basándose en la idea de maximizar el producto obtenido durante las temporadas de cosecha, una de las características más favorables de la piña es el hecho de que esta puede ser plantada durante cualquier estación del año. La forma más común de plantar y cosechar la piña es utilizar los retoños que germinan del tallo central, al mismo tiempo que se deja que los brotes basales crezcan y se desarrollen con el fin de dar origen a nuevos tallos, una regla fundamental para que este proceso sea exitoso es cosechar frutos solo cuando estos hayan madurado, pues la piña detiene su proceso de maduración una vez ha sido cortada.

Malla sombra en la agricultura de piña protegida.

Malla sombra sobre cultivos de piñas

Si bien la piña puede crecer bajos diversas condiciones climáticas y edáficas, ciertos fenómenos (relacionados, por ejemplo, con las precipitaciones, los vientos y las temperaturas de una región, así como con la altitud y las condiciones naturales del suelo de una determinada región) pueden afectar el cultivo de la esta; varios de estos pueden sortearse mediante técnicas o herramientas, una de las herramientas más útiles al momento de cultivar piñeras bajo sombra es la malla-sombra. El uso de la malla sombra en el cultivo de la piña permitirá controlar, en cierto grado, ciertas condiciones climatológicas –particularmente aquellas relacionadas a precipitaciones y corrientes de aire fuertes, así como temperaturas excesivamente bajas (por debajo de los 20°) o altas (sombre los 30°) – que puedan, de no ser tomadas en cuenta, podrían llegar a tener efectos negativos considerables sobre los cultivos.

cultivo de piña con protección de malla sombra

Cultivo de Piña en campo abierto, protegido con la protección de OBAMALLA

Indiferentemente de las técnicas que puedan requerirse para garantizar condiciones óptimas de cultivo, el primer paso siempre es la preparación y el acondicionamiento del terreno. En el caso de los cultivos de piña, esta fruta alcanza su máximo potencial de producción cuando es sembrada en suelos conocidos como acrisoles y cambisoles, caracterizados por ser suelos de texturas que van de ligeras a medias, libres de problemas de inundaciones y con un pH moderadamente ácido (es decir, entre 4.5 y 5.5). En cuanto a la ubicación de los cultivos, plantar estos en pendientes planas o ligeras facilitará la planificación de infraestructuras como puentes, así como el diseño rutas de regado y drenaje, al mismo tiempo que disminuyen el riesgo de erosión y degradación de los terrenos utilizados para la producción. En cuanto a la preparación del suelo, es supone en primero lugar en pasar de dos a tres manos de rastras pesadas sobre la tierra, para posteriormente posteriormente realizar un barbecho utilizando un arado de reja. Estos dos procedimientos no solo dejan el terreno listo para iniciar la plantación, sino que también permiten mejores condiciones para plantíos de piña sombreados.

La Sombra Raschel en cultivo de Piña

Plantío de piña sombreado con malla sombra raschel.

Una vez preparado el suelo sobre el que se cultivará la piña, los siguientes pasos serán el diseño de un sistema de riego y la producción de material vegetativo que permita la reproducción de los cultivos. Ya sea que se combine este con otras técnicas de cultivo como el acolchado plástico, un buen sistema de regado permitirá conservar la humedad del terreno durante épocas de más secas (que abarcan aproximadamente desde el mes de noviembre hasta mayo), así como acelerar el crecimiento de las plantas durante los meses de notoria escasez de humedad. El sistema de regado debe diseñarse pensando en las distintas etapas del cultivo:

  • Una vez han sido sembradas las plantas, los primeros dos meses de crecimiento deben dedicarse a regar el terreno lo suficiente para garantizar que la emisión y el crecimiento de raíces sean adecuados (en este punto es indispensable evitar un déficit hídrico, pues en condiciones de sequía las raíces morirán rápidamente).

  • Tras el crecimiento de las raíces, los requerimientos de humedad serán aproximadamente de de 1 a 2 milímetros, aunque existe la posibilidad de que un incremento en la evaporación o consumo de agua haga que este consumo llegue a valores de 4 a 5 milímetros. La implementación de herramientas como la malla sombra en piña puede ayudar a contrarrestar este excedente de consumo en casi un 50%.

  • Finalmente, si se toman como punto de referencia las condiciones de los suelos en los que se cultiva piña en México, se recomienda como sistema de riego principales el goteo (con una cantidad entre 40 y 60 litros por segundo sobre un área de 250 hectáreas) y la aspersión (con la misma de agua, aunque esta vez sobre áreas de 100 hectáreas). Nuevamente, las mallas sombra pueden ayudar a incrementar la efectividad del riego, al mismo tiempo que reducen costos económicos y ecológicos.

Una vez diseñado un sistema de riego, el siguiente paso es escoger el material vegetativo que permitirá que las plantas se propaguen con mayor efectividad. En el caso de los cultivos de piñas bajo sombra, esta es propagada de manera asexual y se utilizan los brotes vegetativos que la planta madre emite naturalmente para el establecimiento de plantaciones nuevas. Los brotes o hijuelos producidos por la planta madre se categorizan en tres grupos: coronas, gallos y clavos; siendo usualmente los últimos los que se asocian a las floraciones que ocurren de manera natural entre los meses de noviembre a febrero. En conjunto a estas floraciones naturales, los cultivos de piña también suponen un proceso contralado de siembra, que supone varios procesos de fertilización de los cultivos, con el fin de controlar malezas, enfermedades y plagas, así como varias enfermedades que puedan afectar a las plantas.

piñas debajo de malla sombra OBAMALLA

Las piñas debajo de malla sombra se resguardan de condiciones climáticas severas

Si bien la implementación de métodos tradicionales, los frutos son cosechados con una temperatura interna alta (lo que reduce su tiempo de vida en los anaqueles), cultivar piñas abajo de malla sombra permite resguardar estas de condiciones climáticas más severas, al mismo tiempo que se prolongan los periodos de producción y cosecha de fruta (que usualmente tienen a ser alrededor del mes de febrero), así como la duración de esta una vez ha sido cortada de las plantas. La implementación de mallas tipo rashel o monofilamento con un 50% de opacidad aumenta el incremento de la producción a un total de tres “puestas” al año, durante las cuales es posible notar un aumento en el tamaño y la madurez de las frutas, así como una reducción del porcentaje de frutos “manchados”.

Cultivo de Piña en campo abierto, protegido con OBAMALLA

La mejor protección para el cultivo de Piña es la malla de sombreo OBAMALLA.

Una vez cosechada la fruta, debe evitarse cualquier clase de año para que evitar incremente el riesgo de daños por enfermedades durante su transporte y exhibición en puestos de venta. Las piñas cosechadas deben estar libres de restos extraños de cualquier tipo (malezas, insectos, etc.) y así como de cualquier residuo resultante del proceso de cosecha y empaquetado que pueda considerarse ha contaminado la fruta. En lo que a medidas de control de calidad respecta, estás se implementarán luego de realizar controles y muestreos continuos (al menos cada dos meses) sobre los cultivos, esto con el fin de verificar las zonas de las plantas en las que suelen aparecer plagas con mayor frecuencia, así como la efectividad de los distintos métodos de control y fertilización utilizados en cultivos ya cosechados.

Hortomallas Hortomallas

HORTOMALLAS manufactures and markets crop support nettings (trellising and tutoring as alternatives to the raffia twine labor intensive traditional system) that increase crop quality. Our Mission is to: INCREASE VEGETABLE CROP YIELD AND PROFITABILITY TO ALL THOSE VEGETABLES THAT NEED TUTORING AND SUPPORT USING NETTING INSTEAD OF RAFFIA. Since 1994 we help professional growers and farmers improve their cucumber, tomatoes, melon, zucchini, bean, chile, peppers crops where trellises and supports are needed. HORTOMALLAS is the ideal system for cucurbitacea and solonacea to improve their phytosanitary conditions, while increasing the solar exposure and the brix degrees. Besides the obvious labor costs savings, the use of HORTOMALLAS increases the life span of the plant, allowing longer periods of harvests and of a greater quality. Call us, our crop specialists will help you with specialized attention in the Americas and the Iberian Peninsula!

Comentarios (2)

  • Miguel Barbosa reyes

    |

    Ocupo para 20 has de malla sombra,. Precio y disponibilidad

    Reply

    • Hortomallas Hortomallas

      |

      Buenas tardes, en unos momentos recibirá contacto mediante su correo. Saludos y gracias por su interés.

      Reply

Deja un comentario