USA, FL +1 (904) 250-0943
  • Brazil Brazil: +55 (11) 3181-7860
  • Spain España: +34 (95) 093-0069
  • Guatemala Guatemala: (502) 2268 1204
  • Mexico Mexico: +52 (33) 1031-2220
  • Mexico Mexico: 01 800 PA MALLA
  • United States United States: +1 (727) 379-2756
  • United States United States: 1 877 CROP NET
  • United States United States: +1 (904) 250-0943
  • (Atención en Español)

Mallas atrapaniebla: innovativo sistema para producir agua en el desierto Con nuestras mallas sombra para captar neblina y agua es posible regar allí donde no hay agua

Las mallas atrapaniebla son un sistema sencillo y económico para sacar agua a partir de niebla y nubes. 

La necesidad de agua nos ha empujado a explorar nuevas e innovadoras técnicas. Durante miles de años, en áreas donde el agua escasea, las poblaciones locales han empleado técnicas para recolectar y distribuir el agua a partir de gotas de rocío o vaho. Los primeros en explotarla fueron los pueblos de América Latina, especialmente en Chile, donde las zonas desérticas estrechas entre el Océano Pacífico y los Andes siempre se han sufrido sequía. 

Probablemente empezó en los bosques y en el tiempo se desarrollaron diversos sistemas para la recolección.

Actualmente se utilizan sobretodo en zonas áridas y costeras, y la técnica más común emplea las mallas plásticas. 

Mallas atrapaniebla
La malla atrapaniebla es un sistema sencillo para sacar agua de la niebla.

¿Cómo funcionan las mallas que atrapan la neblina? 

Cuando llega la nube y choca contra la malla, las partículas se transforman en gotas que se recolectan con simples sistemas de tuberías. Dependiendo del tipo de nube, si llega cargada, se obtiene más o menos agua. 

En lugares donde el suelo está árido es posible aprovechar la humedad del aire que se lleva una densa niebla. La humedad, pasando a través de la red y condensándose, se transforma en agua que se canaliza y se almacena en tanques. Los tipos de almacenamiento varían de acuerdo a la pluviosidad de la zona de captación y del uso que se le dé al agua recogida.

El agua se considera lo suficientemente pura para beber. Sin embargo se utiliza por lo general para regar los campos.  

De esta forma se han convertido zonas desiertas en áreas vitales para la agricultura y el comercio. De hecho el sistema de las mallas atrapaniebla ha tenido mucho éxito en instalaciones en Chile a unos  600 metros de altura. El agua va decantando cada 100 metro en estanques y se va filtrando hasta abajo donde se emplea en campos de aloe vera. En las Andes el agua obtenida gracias a las mallas atrapaniebla se transporta incluso con camiones cisternas y se utiliza a grande escala. 

¿Cuánta agua se puede producir? 

De acuerdo con estudios de FogQuest cada metro cúbico de niebla puede contener hasta 0.5 gramos de agua. Por consecuencia el rendimiento de las mallas atrapaniebla, se sitúa entre de 2 a 10 [L/m²día] en lugares expuestos al viento. Desde sistemas muy eficiente se pueden esperar 84 l/m2/día.

Por consecuencia dependiendo de la superficie del captador se puede producir incluso más de 500 litros de agua en un día.

Por ejemplo, en Chile, gracias a una densa neblina proveniente del Pacífico, llamada  «camanchaca», se alcanzan los 7 litros por día por metro cuadrado. 

Investigadores chilenos han estimado que si solo se pudiera capturar el 4% del agua contenida en la niebla, sería suficiente para satisfacer las necesidades de agua de las cuatro regiones más al norte de ese estado, incluida toda el área del desierto de Atacama. 

malla sombra
La cantidad de agua dependerá del lugar donde se encuentre el captador.

¿Donde instalar las mallas sombra para captar niebla? 

Los mejores lugares para captar agua de niebla están por encima de los 1.000 metros de altitud con vientos de entre 25 y 35 kilómetros por hora.

En el caso de la niebla, que es una nube con baja concentración de agua, hay entre 50 y cien gotitas en un centímetro cúbico.

En Chile, la niebla es muy intensa a una altura de 600 a 800 metros. Esto sucede porque hay choque entre aire húmedo y cálido con corrientes frías y se produce condensación. Sin embargo no llueve porque no se forman nubes y el clima es desértico. 

A los lados de la cordillera de los Andes, el desierto de Atacama es una de las zonas más áridas del mundo pero en la zona costera se forma mucha niebla. Carlos Espinosa Arancibia, físico de la Universidad de Chile, inventó el primer sistema que tenía como objetivo  “captar agua contenida en las nieblas”.

Otro ejemplo es el desierto de Namib en África occidental donde hay niebla casi 200 días al año.

Sobretodo para las aldeas aisladas y en zonas rurales el sistema de recolección de agua a través de mallas evita largos desplazamiento diarios frecuentemente en condiciones adversas.

También en el Sur de España, en Tenerife y Lanzarote, se está enfrentando el problema de la escasez del agua gracias a las mallas atrapaniebla.

En Gran Canaria se produce una agua embotellada que deriva de las nieblas. 

En la actualidad hay proyectos en varias áreas desérticas de Perú, Ecuador, Guatemala, Nepal y países de África (Cabo Verde, Eritrea, Sudáfrica, Yemen, Omán, Etiopía, Israel).

Malla recolectora de niebla

La malla recomendada para capturar las gotas microscópicas contenidas en la niebla es OBAMALLA. Esta malla de polipropileno atrapa la humedad suspendida en el aire y provoca su condensación. 

Las gotas van deslizándose sobre la superficie de la malla tensada hasta unos tanques de almacenamiento.

El proceso de condensación natural está a la base de la conversión del vapor que se encuentra en la atmósfera en gotas de agua. 

malla para niebla
Para captar una gran cantidad de agua hay que tener una buena altitud.

¿En qué consiste un captador plano?

Un “cazador de niebla” atrae la humedad, la atrapa y hace que las gotas de agua suspendidas en el aire se unan entre sí.

Las mallas atrapaniebla están hechas en monofilamentos de polipropileno de alta calidad, resistentes al desgarro.  Se sujetan a marcos de aproximadamente 6 m de largo por 4 m de alto. Abajo de esta estructura corre una canaleta y se implanta un estanque.

Normalmente se instalan en las partes altas que están expuestas a la neblina.  

También hay estructuras tridimensionales formadas por múltiples capas superpuestas de mallas. Gracias a su tridimensionalidad son estructuras más estables que ofrecen una superficie mayor en menor espacio.

En zonas de fuertes vientos las mallas son dotadas de sistemas de polea para poder fácilmente recogerlas y protegerlas. 

Malla sombra para captar agua

Las mallas sombra OBAMALLA se utilizan para la captación de agua de lluvia para beber y para cocinar alimentos especialmente en zonas que carecen de infraestructura municipal.

Así también se explotan las largas temporadas de lluvia. 

En zonas donde hay escasez de ríos y manantiales se necesitan sistemas de recolección de agua pluvial para garantizar agua potable. Desde los sistemas de captación, el agua se canaliza hasta almacenarse en depósitos. 

malla-para captar agua
La malla sombra OBAMALLA esta hecha de un material de alta calidad.

La ventajas principal de contar con un sistema de mallas sombras para captar neblina y agua

consiste en la disponibilidad de agua para varias actividades cotidianas donde no se precisa potabilización (descarga de inodoros, lavado, riego, etc) sobretodo allí donde no llega el sistema de suministro de agua y donde se quieran proteger recursos naturales. 

Además del uso agrícola, el sistema de las mallas para captar neblina es muy útil en proyectos de reforestación y control preventivo de los incendios. 

Recurso hídrico sostenible 

La captación de agua de niebla permite obtener agua adicional de forma sostenible. 

La necesidad de agua dulce limpia es una prioridad de la humanidad y se hará más crítica conforme crezca la demanda y la contaminación de los recursos naturales.  

Según informes de las Naciones Unidas, la falta de agua potable es la causa de muerte principal en el mundo. Antes del 2030 su disponibilidad se reducirá en un 40%. 

Para la OMS, dos mil millones de personas tienen acceso solo a agua contaminada.

Está claro que las técnicas de aprovechamiento del agua tienen mucha importancia sobre todo para los países en desarrollo.

Gracias a sistemas de captación de agua a partir de la niebla se pueden obtener grandes beneficios con una inversión mínima. 

La niebla está compuesta de micro gotas de agua que se mantienen suspendidas en la atmósfera. Se trata de un fenómeno frecuentes en las zonas costeras, sobre todo en altitud y en islas.  

Las mallas sombras se utilizan exitosamente como método de captación de la niebla ya que dejan pasar la niebla y al mismo tiempo detienen las partículas de agua contenidas en ella.

Ya desde la época prehispánica, en México, se utilizaban varios tipos de redes que se tejían a partir de diferentes materiales. Un ejemplo son las redes de tule. 

sistema para captar neblina y agua

Sistemas de recolección de agua de niebla 

Los sistemas de recolección de agua de niebla constan de una malla de polipropileno, unos soporte para la estructura que pueden ser de preferencia con palos de acero inoxidables que resistan a la humedad. Sin embargo se pueden utilizar también palos de madera o de acero galvanizado. La estructura debe permitir elevar la malla y mantenerla en tensión y resistir a los vientos. 

Se precisan canaletas que recogen el agua, un depósito y cables tensores horizontales y verticales.

La niebla presente en la atmósfera se deposita en la malla y, una vez que alcanza un cierto peso, gracias a la fuerza de la gravedad, se convierte en gotas de agua que recorren la red hasta que alcanzan el marco donde se recogen. 

Antes de la instalación es conveniente medir las previsiones de niebla para determinar la ubicación más rentable. 

Un ejemplo de instalación adecuada utiliza mallas plásticas de cuatro metros de alto y diez metros de ancho.

El viento impulsa la niebla húmeda hacia las mallas donde se condensa en la malla y el agua se recoge en el borde inferior de la red y luego se guía a través de un sistema de drenaje.

OBAMALLA es ideal para la construcción de captadores de agua de niebla porque resiste muchos años a todo tipo de factor atmosférico, incluso soporta tormentas de cierta entidad. Las aberturas de la malla permiten capturar las pequeñas gotas de agua de la neblina. Esas gotas se acumulan en la red formando gotas más grandes que eventualmente confluyen en una canaleta. 

Las pequeñas gotas se deslizan fácilmente hacia el canal de recolección tan pronto como se forman, antes de que el viento las arrastre de la superficie y las vuelva a llevar al flujo de niebla.

OBAMALLA deja pasar la luz y por consecuencia permite circular la niebla; está hecha de un material muy resistente, permite la condensación del agua sin alterar sus propiedades. 

Estas instalaciones no son muy costosas y representan una alternativa de aprovisionamiento del agua en zonas áridas. 

sistema de recolección de agua
La malla OBAMALLA es muy resistente ya que no se oxida con el agua y soporta fuertes vientos.

Sistemas de recolección de agua eficientes para obtener un mayor suministro de agua gracias a las mallas fabricadas con materiales plásticos, fáciles de obtener y de bajo costo.

En el desierto de Atacama hay muchas aldeas que utilizan paneles de malla de plástico para captar la humedad. En Perú, estos sistemas satisfacen las necesidades de agua de miles de personas.

Aunque a menudo el agua recolectada no es potable, se somete a un simple proceso de purificación o se utiliza para riego o uso doméstico. 

Un equipo de investigadores estadounidenses del Massachusetts Institute of Technology está desarrollando sistemas cada vez más eficientes para extraer agua de la niebla y recaudar agua potable. Estos hallazgos no sólo aportan beneficios a zonas del mundo con escasos recursos, resultando mucho más económicos que otras soluciones. También aportan numerosas beneficios para el medio ambiente que resultan interesante para el mundo occidental. Por ejemplo se podrían reducir las emisiones de CO2 y los costos asociados con el transporte de agua a largas distancias.

El paso siguiente podría ser aprovechar estructuras de uso común para retener la niebla. 

Por ejemplo el revestimiento de los edificios, los letreros publicitarios, y otras grandes estructuras para la industria o la agricultura. Mientras haya flujos de viento y niebla y bruma en abundancia, se pueden implementar proyectos de mallas para captar neblina y agua. 

Idea de uso múltiple de la malla en el techo de una vivienda

  • Las Mallas plásticas pueden tener tantas aplicaciones como nos permita la imaginación. Por ejemplo se podría colocar una estructura con malla que se mantiene en tensión gracias a un marco de aluminio, dotada de un pequeño motor para realizar una rotación de 90°. Cuando el marco está perpendicular al suelo (por la noche), el colector está listo para recoger el aire húmedo, la niebla y el rocío. Cuando está paralelo al suelo (durante el día), la estructura sombrea la casa y la protege del calor. Se pueden instalar uno o más colectores en el techo de una casa. El agua recolectada pasa dentro del canalón y se filtra y se dirige al tanque. Es posible utilizarla para regar el jardín y el huerto, lavar el automóvil, entre otras actividades.

Deja un comentario