Malla Protección De Huertos Contra Ciervos Y Liebres

Malla Protección de Huertos Contra Ciervos y Liebres

La malla de protección para huertos contra ciervos y liebres es un elemento esencial para evitar que estos animales dañen los cultivos. Aquí hay algunas características y consideraciones comunes asociadas con este tipo de malla:

Material Resistente: La malla está fabricada con un material resistente que puede soportar la presión y los intentos de los ciervos y liebres de penetrar en el huerto. Materiales como polietileno de alta densidad (HDPE) o polipropileno son comunes.

Diseño de Malla: La malla suele tener un diseño de tejido apretado que impide que los ciervos y liebres puedan pasar a través de ella. El tamaño de la malla se elige específicamente para evitar que estos animales alcancen los cultivos.

Altura Adecuada: La altura de la malla se elige de manera que sea suficiente para prevenir que los ciervos salten por encima y las liebres se arrastren por debajo.

Fácil Instalación:

Por lo general, es fácil de instalar alrededor del perímetro del huerto. Puede ser colocada sobre postes o estructuras de soporte.

Resistencia UV: Muchas mallas de protección están tratadas para resistir los efectos dañinos de la radiación ultravioleta del sol, prolongando su vida útil y evitando la degradación.

Transpirabilidad: Aunque la malla es resistente y protectora, se diseña para permitir la circulación del aire y la entrada de la luz solar, lo que es esencial para el crecimiento saludable de los cultivos.

Durabilidad: Debe ser duradera y capaz de soportar condiciones climáticas adversas, como viento fuerte o lluvia intensa.

Barrera Física: Además de proteger contra el daño de los ciervos y liebres, la malla también puede servir como barrera física contra otros animales más pequeños y aves.

Mantenimiento Bajo: Requiere poco mantenimiento, pero se debe verificar regularmente para asegurarse de que no haya daños o desgarros que puedan comprometer su eficacia.

Uso Común en Agricultura: Es comúnmente la utilizamos en huertos, viñedos y otras áreas agrícolas donde los ciervos y liebres pueden representar una amenaza para los cultivos.