USA, FL (904) 436-1577
  • Argentina Argentina: +54 (11) 5984-1811
  • Brazil Brazil: +55 (21) 3500-1548
  • Chile Chile: +56 (22) 581-4899
  • Spain España: +34 (95) 093-0069
  • Guatemala Guatemala: (502) 2268 1204
  • Mexico Mexico: +52 (33) 1031-2220
  • Panama Panama: +507 (7) 833-9707
  • Peru Peru: +51 (1) 709-7918
  • United States United States: +1 (904) 250-0943

Atar tomates es una tarea costosa e ineficaz. HORTOMALLAS te brinda una alternativa inovadora.

Sistema tradicional de atar tomates

 

Atar tomates es una fase del método tradicional de entutorar las plantas. El hecho de atar los tomates responde a una necesidad de la planta, ya que esta crecerá más sana. Además los tomates se podrán recolectar más fácilmente. Si no se atan los tomates, y crecen directamente al suelo, las plantas se enredan. Así son más susceptibles de enfermarse y pudrirse. Si las hojas o los frutos entran en contacto el riesgo de enfermedades es muy alto. Cuando las ramas hayan crecido en longitud y se vuelven pesadas, se inclinan. Por esta razón atar los tomates ayuda a que los frutos con su peso no rompan las ramas y que el producto recolectado sea más limpio. Todas estas ventajas se relacionan a la necesidad de entutorar los tomates. Sin embargo hay sistemas que son más prácticos y más eficaces de otros.

 

A continuación explicamos porque atar los tomates es una tarea costosa y proponemos un método alternativo: el uso de HORTOMALLAS, mallas plásticas para entutorado de hortalizas.

 

Porque atar tomates es una tarea costosa

 

Cuando se elige atar los tomates utilizando hilos y estacas de cualquier material, el trabajo manual requerido es muy elevado.

 

Por un lado hay que examinar las plantas cada día, para que las ramas en crecimiento se puedan reconducir al entutorado al soporte, ya sea un sistema de enrejado, estacas o jaulas para tomates.

 

Se necesita atar los tomates frecuentemente tanto que sean de la variedad determinada o indeterminada. Aunque las plantas de tomate de variedad indeterminada necesitan más cuidado. En particular las variedades indeterminadas crecen más y requieren intervenciones manuales durante más tiempo.

 

Hay a disposición muchos tipos de hilos para atar los tomates. Todos ellos no se pueden aprovechar al final de la producción. Además suelen ser de material no reciclable.

 

Los soporte sobre los cuales se apoyan los tomates suelen ser palos que se colocan en el suelo al lado de la planta. Pueden ser de madera, bambú o plásticos. Los fustes y ramas de tomates se atan a estos soportes, empezando desde apenas después del trasplante. El entutorado clásico consiste en asegurar el extremo del hilo a una de las ramas inferiores. Comenzando por la parte inferior, hay que rodear la planta entera con la cuerda o rafia o hilo de nylon. Se termina atando un nudo en la parte superior de la estructura de soporte.

 

Hay que tener cuidado de fijar el hilo a la parte más fuerte de cada rama y envolverla alrededor de la estaca antes de mover hacia arriba.

 

Con un doble nudo hay que asegurar a la estaca el tallo eligiendo una parte del tallo que está justo debajo de una rama. Esto evita que se verifique un deslizamiento hacia abajo. Este proceso se tendrá que hacer cada vez que la planta crezca de 30 cm aproximadamente.

 

Atar los tomates no es una tarea sencilla. Hay que hacerlo de forma cuidadosa y delicadamente. Las ataduras muy apretadas acaban rompiendo las plantas. Así que no es conveniente atar las puntas de las ramas que son más propensas a romperse. Tampoco es recomendable atar las plantas si el follaje está húmedo ya que esto puede fomentar el riesgo de enfermedades.

 

A lo largo del proceso de entutorado, hay que ajustar la tensión más o menos para entrenar la rama a que mantenga la correcta posición de apoyo a lo largo de la estaca.

 

El proceso de entutorado tradicional requiere un continuo y frecuente mantenimiento. Todo lo anterior se convierte en un gasto en materiales y mano de obra considerable.

 

 

Atar tomates incrementa el riesgo de virosis

 

Los virus se transmiten por medio de vectores. Normalmente los vectores son los insectos que propagan los virus desde las plantas afectadas a las plantas sanas.

 

Sin embargo hay virus que se difunden por medio del contacto con las manos de los trabajadores.

 

Es el caso del virus del mosaico del tomate (Tomato mosaic virus = ToMV).

 

Atar tomates incrementa el riesgo de virosis por la frecuente manipulación de las plantas por parte de los trabajadores.

 

El virus del mosaico del tomate causa daños a los cultivos de tomate, tanto protegidos como en el campo al aire libre. También afecta a otras especies de la familia Solanaceae (pimienta, berenjena, pepino).

 

En el tomate, el síntoma de la afectación por ToMV más característico consiste en alteraciones en la forma y el color de los folíolos y presentando deformaciones. En las infecciones tempranas, el crecimiento de la planta, el tamaño y el número de frutos se reducen, con la consecuente repercusión negativa en el rendimiento.

 

A menudo los frutos reducen su tamaño y muestran manchas amarillas, irregulares o en forma de anillos descoloridos, otras veces ocurren alteraciones necróticas externas e internas. Cuanto más temprana sea la infección, mayor será el impacto en la producción.

 

La forma de transmisión de este virus es esencialmente por contacto. El contacto de una planta enferma con una planta sana, causada por el viento o por las manos de los trabajadores, sus ropas o herramientas de trabajo contaminadas, es suficiente para transmitirla.

 

Hortomallas y HORTOCLIPS como soporte de tomates

 

Para evitar atar los tomates frecuentemente con hijo u otro material causando un ingente gasto en mano de obra y provocando un aumento del riesgo de enfermedades, proponemos una solución innovadora más eficiente.

 

HORTOMALLAS es una malla de polipropileno, muy resistente, diseñada específicamente para dar sosteño al crecimiento de las hortalizas y especialmente a los tomates.

 

Con sus cuadros de 25cm x 25cm es ideal para soportar cualquier planta que necesita ser elevada del suelo para evitar la humedad.

 

Las plantas se enredan a los cuadros de forma innata y natural. Así no es necesario estar guiando las ramas manualmente tanto como en el caso del sistema de entutorado tradicional. Los tomates crecen más uniformes porque reciben una cantidad uniforme de luz y más sanos porque HORTOMALLAS facilita la correcta ventilación entre ramas y hojas.

 

HORTOCLIPS son anillos de plásticos que se abren y cierran agilmente. Sirven para asegurar algunas partes de las plantas, allí donde se necesite.

Hortomallas Hortomallas

HORTOMALLAS manufactures and markets crop support nettings (trellising and tutoring as alternatives to the raffia twine labor intensive traditional system) that increase crop quality. Our Mission is to: INCREASE VEGETABLE CROP YIELD AND PROFITABILITY TO ALL THOSE VEGETABLES THAT NEED TUTORING AND SUPPORT USING NETTING INSTEAD OF RAFFIA. Since 1994 we help professional growers and farmers improve their cucumber, tomatoes, melon, zucchini, bean, chile, peppers crops where trellises and supports are needed. HORTOMALLAS is the ideal system for cucurbitacea and solonacea to improve their phytosanitary conditions, while increasing the solar exposure and the brix degrees. Besides the obvious labor costs savings, the use of HORTOMALLAS increases the life span of the plant, allowing longer periods of harvests and of a greater quality. Call us, our crop specialists will help you with specialized attention in the Americas and the Iberian Peninsula!

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.